Rubiales, ante los tribunales por la querella de Javier Lozano


Luis Rubiales, único candidato que será reelegido el próximo lunes como nuevo presidente de la RFEF, ha acudido este viernes a los juzgados de Majadahonda. Lo ha hecho junto al Secretario General, Andreu Camps, y como respuesta a la querella presentada por Javier Lozano contra la RFEF.  y después de que la jueza Inmaculada González Cervera admitiera la misma declarando a los implicados en condición de investigados. Querella admitida por supuestos delitos de coacciones y prevaricación. También están citados otros dos empleados como son Fernando González García  y José Luis Carretero. 

18/09/2020 a las 18:11

CEST

Tanto Luis Rubiales como Andreu Camps, junto a los empleados Fernando González y José Luis Carretero, han acudido por la citación de la jueza Inmaculada González Cervera ante presunta comisión de los delitos de prevaricación y coacciones denunciados en la citada querella donde el presidente de la patronal de clubes de fútbol sala denunciaba repetidos expedientes sancionadores infundados contra su figura con el único fin de socavar su honorabilidad.

Según consta en la querella  “con carácter previo al inicio de la temporada 2018/2019, por parte de La Liga se anunció mediáticamente que había sublicenciado los derechos para la emisión de los partidos de los campeonatos oficiales de fútbol sala a la entidad Mediapro Sports SL., propietaria del canal Gol Televisión, que es la plataforma desde la que se emiten los encuentros. Desde este preciso instante es cuando, de manera impropia, injusta y sobre todo contraria a Derecho, se pone en marcha toda una maniobra institucional desde RFEF para provocar la ruptura y quiebra del contrato suscrito el 5 de septiembre de 2018 entre Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) y La Liga; y la salida de Javier Lozano de la presidencia de LNFS, siendo sustituido por algún acólito de RFEF, que cumpliese el mandato de Rubiales y así resolver de inmediato el meritado contrato”. 

La magistrada consideró entonces una posible apariencia delictiva en los hechos relatados en la querella, y va a proceder a investigar los mismos. 

En la querella de Lozano admitida a trámite se explica: “Desde la antesala del verano de 2019, RFEF, a través de todos y cada uno de los querellados, comprobando que el producto del fútbol sala ha alcanzado un valor comercial de mercado, y que LNFP (sublicenciando a Mediapro Sports S.L.) es la cesionaria de la explotación de los derechos audiovisuales de los partidos, puso en marcha toda una serie de medidas coordinadas entre sí para, como se ha expuesto, conseguir la ruptura de la relación contractual y la salida del querellante de la presidencia de LNFS”.

Desde la RFEF han argumentado que esta implicación en los derechos de televisión lo hicieron porque entienden que estaba dentro de la coordinación de la competición por parte de la RFEF. Según ha podido saber SPORT; tanto el presidente como el Secretario General han respondido a la jueza. 

Ahora la intención desde el departamento legal de la LNFS es remitir un escrito a la jueza para apertura de nuevas diligencias que le permitan continuar con la investigación. Habrá que esperar la postura desde la RFEF aunque lo lógico es que solicite un sobreseimiento de la causa abierta. La citación de hoy es el primer capítulo dentro de este conflicto abierto y veremos hasta donde llega y las posibles consecuencias.