Luis Rubiales y sus próximos cuatro años de la presidencia de la Federación


Este lunes Luis Rubiales será reelegido como presidente de la RFEF para los próximos cuatro años. En el periodo o ciclo olímpico entre el 2020-2024 que se suma a los casi dos años que lleva desde que fuera elegido presidente del estamento federativo tras imponerse en las elecciones a Juan Luis Larrea.

20/09/2020 a las 11:22

CEST

Ramón Fuentes

Será en la Asamblea de este lunes donde se nombrará también a la Comisión Delegada, organismo compuesto por doce miembros donde están también representados los distintos organismos del fútbol (territoriales, fútbol profesional y amateur, jugadores, árbitros y entrenadores). De hecho el seleccionador Luis Enrique parte con opciones para ocupar el puesto en representación de los entrenadores como ha venido haciendo Julen Lopetegui durante estos últimos cuatro años desde las elecciones del 2016 donde salió elegido Angel María Villar y siendo entonces seleccionador nacional.

Cuenta con el apoyo mayoritario de la Asamblea General

Será este lunes cuando Luis Rubiales sea nombrado de facto como máximo responsable del estamento federativo, toda vez que ya lo es de hecho al ser el único candidato que se ha presentado al proceso electoral. La única duda radica en saber el número de votos con los que contará después de que el pasado 4 de septiembre presentase 101 de los 139 miembros actuales de la nueva Asamblea, cien de los cuales resultaron válidos. En esta ocasión le basta con obtener la mayoría simple del apoyo asambleario para ser reelegido como nuevo presidente.

Cuatro años por delante donde el gran objetivo sin duda radica en sacar adelante la candidatura conjunta junto a Portugal para conseguir la celebración de la Copa del Mundo en estos dos países en el 2030. De hecho ha sido uno de los motivos esgrimidos ante el CSD para solicitar el adelanto electoral antes de que apareciera la pandemia del COVID.

La eterna batalla con la patronal y ahora también con el fútbol sala y femenino

A nivel nacional veremos en estos cuatro próximos años que actitud existe en las relaciones con la patronal. Uno de los principales focos de conflicto desde su llegada de la presidencia. Conflicto que parecía resuelto con la firma del Pacto de Viana firmados el pasado 20 de abril junto al CSD, pero que se ha enquistado de nuevo en estos últimos meses. En la actualidad son las franjas de los partidos de los viernes y lunes el mejor ejemplo. Tanto Liga como RFEF están citadas por la justicia ordinaria el próximo 6 de octubre.

Y luego está toda la competición que está bajo el paraguas federativo y que supone la Segunda B, Tercera división, fútbol femenino y fútbol sala. En todos ellos tiene cuatro años por delante Luis Rubiales para tratar de apaciguar las aguas. Hasta el punto que las asociaciones que las representan acaba de reunirse con el CSD para quejarse del exceso de intervencionismo federativo.

En el fútbol sala, y desde la llegada de Luis Rubiales, la RFEF ha asumido todo el control organizativo y de competición de las dos categorías profesionales y que hasta ahora venía gestionando en los últimos treinta años la LNFS. 

Algo similar se ha producido en el fútbol femenino tanto en la Primera como en la Segunda división. Aquí además existe un conflicto audiovisual entre los clubes que gestiona la Asociación del Fútbol Femenino de Clubes y los que están bajo el control federativo. En ambas categorías al igual que en Segunda B pretende implantar un control económico y financiero que es motivo de queja. Las tres son consideradas como competiciones “profesionalizadas”, concepto que cuenta con el reconocimiento del CSD, aún cuando dos de ellas como es el fútbol sala y femenino han solicitado formalmente al propio Consejo Superior de Deportes pasar a ser ligas profesionales con independencia respecto a la RFEF.

Grandes retos deportivos con el fútbol de selecciones

Cuatro años por delante donde tiene también un gran reto en el fútbol de selecciones. Empezando por la absoluta que dirige Luis Enrique que, a corto plazo, tiene la segunda edición de la Liga de Naciones y la Eurocopa del verano del 2021 con Bilbao como sede del equipo español. En el horizonte más lejano está el Mundial de Qatar del 2022.

O la selección sub21 que tiene el próximo verano el reto de los Juegos de Tokio como antesala de la Eurocopa de la categoría. En el apartado femenino, el Mundial de fútbol en Inglaterra y la Eurocopa del 2022 son los retos más inmediatos. Así pues este lunes arranca la segunda etapa de Luis Rubiales como presidente de la RFEF. Esta vez, a diferencia de lo sucedido en mayo del 2018, con una nueva Asamblea y Comisión Delegada constituida bajo su mandato.