Alejandro Agag y la apuesta por la competición “sostenible”


Alejandro Agag, impulsor de la Fórmula E, la serie eléctrica de monoplazas y ahora también de la Extreme E, habla sobre este nuevo formato de competición y la asociación con Continental como patrocinador del innovador campeonato de E-SUV.

25/09/2020 a las 13:27

CEST

Sport.es

Fijo en la gestión de los deportes de motor durante muchos años, involucrado tanto en la Fórmula 1 como en la Fórmula E, nunca has estado activo como piloto. ¿Cómo decidiste involucrarte en el mundo de las carreras?

Vengo de un mundo totalmente diferente, del mundo de la política y de los negocios, así que me metí en el deporte de motor casi por casualidad. Tenía un par de amigos que estaban
involucrados en motor a los que conocía desde hace años, Flavio Briatore y Bernie Ecclestone, y quienes me invitaron a unirme al mundo de las carreras. Empecé a trabajar en los derechos de televisión en España para la Fórmula 1 con Fernando Alonso, que fue toda una revolución en el mundo del deporte de motor en España. Me terminé enamorando de las carreras, así que compré mi equipo de carreras en GT2 y continué desde ahí. Podría decirse que encontré mi verdadera pasión por casualidad.

Eres el fundador y CEO de la nueva serie de carreras Extreme E y, como tal, el objetivo es usar el deporte de motor para llamar la atención de la gente y los gobiernos de todo el mundo sobre los hábitats que se encuentran en peligro y sobre el cambio climático. ¿Cómo planeas hacer eso?

Extreme E tiene un objetivo muy ambicioso, que es concienciar y sensibilizar sobre lo que está
pasando en estas zonas. Planeamos hacerlo llevando una carrera de coches eléctricos a los
rincones más amenazados y dañados del planeta, para mostrar el daño que se está infligiendo en esos lugares, que a veces no reciben ninguna atención. No obstante, con Extreme E queremos ir también ir más allá y tomar medidas, aunque sea con acciones pequeñas, para demostrar que cualquier actividad o gesto cuenta, por lo que también llevaremos a cabo acciones específicas para contrarrestar el cambio climático en cada una de esas zonas.

Dejando un momento de lado las aspiraciones sociales del evento, ¿en qué se diferencia esta competición de los eventos deportivos convencionales?

Creo que Extreme E será una carrera única. En primer lugar, tanto hombres como mujeres
competirán juntos, cosa que no hemos visto antes en el deporte de motor. Será una carrera con coches increíblemente potentes con una aceleración asombrosa, vehículos eléctricos de muy alto rendimiento y off-road. Se trata de un formato que supondrá una revolución en el mundo de las carreras off-road.

El concepto estipula que todos los equipos empiecen con los mismos vehículos, desarrollados para esta serie de carreras. Los pilotos de prueba, como Mikaela Åhlin- Kottulinsky, están muy entusiasmados. ¿Qué hace que estos vehículos sean tan especiales?

Los vehículos están diseñados para un rendimiento extremo y son increíblemente potentes por su peso. Si piensas en un coche normal que participa en el Dakar, por ejemplo, el peso es de más de dos toneladas y tienen unos 300 caballos de fuerza. Aquí estamos hablando de casi el doble de potencia, pero menos peso, con 1,6 toneladas, así que podéis imaginar qué tipo de aceleración y rendimiento puede ofrecer este coche. Por lo tanto, esto lo convierte en la máquina perfecta para mostrar las capacidades de la tecnología eléctrica en todo tipo de entornos.

El desarrollo de los vehículos y los neumáticos, la planificación de la logística y la
búsqueda de patrocinadores, todo ello conlleva mucho tiempo. ¿Cuándo y cómo
comenzaron los planes para Extreme E y cuándo comenzó el evento a ser menos abstracto y algo más concreto?

Empezamos a planear Extreme E hace unos tres años. Tras la Formula E, le di vueltas a algo que pudiera tener una mayor relación con los turismos, pero que también pudiera tener aún más significado y vínculo con la lucha contra el cambio climático. Empecé a pensar sobre ello y a hablarlo con mi amigo Gil de Ferrán, ex campeón de la Indy 500, a quien se le ocurrió la idea de ir a lugares extremos para hacer las carreras. Lo primero que hicimos fue comprar el barco RMS St. Helena porque sabíamos que necesitábamos una nave específica para este proyecto, así que nos pusimos en marcha hace unos tres años y a continuación empezamos a trabajar en todo lo demás. Hace unos dos años empezamos a empujar de verdad y ahora estamos muy cerca de iniciar la primera carrera.

¿Fue muy difícil conseguir que los patrocinadores y los potenciales pilotos se
entusiasmaran con la idea?

Nunca es fácil, pero tengo que decir que en este caso se trata de una idea muy emocionante, por lo que no es difícil conseguir que la gente se comprometa. Hemos tenido mucha suerte de tener a Continental aliándose con nosotros muy pronto, así como a CBMM y Luisaviaroma. Todavía estamos llevando a cabo negociaciones, pero anunciaremos nuevos socios muy pronto. Al igual que en otros muchos casos, la pandemia del COVID-19 ha retrasado todo, pero hemos seguido avanzando mucho. Hemos hecho varios anuncios durante este período que demuestran que estamos manteniendo el impulso. Como digo, la idea es tan potente que no es muy difícil conseguir que la gente se enamore de ella.

Continental es el proveedor exclusivo de neumáticos para toda la serie. Curiosamente, la empresa alemana no ha estado tan involucrada en el deporte de motor en los últimos años. ¿Por qué Continental es el socio ideal para Extreme E y cómo convenció a los
responsables?

Nos encanta la asociación con Continental, de hecho, fue justo al principio, por lo que es casi un socio fundador. Esto se debe a que compartimos la misma visión del mundo, de lo que ocurre en el planeta y tratamos de ir por el camino correcto para luchar contra los diferentes desafíos que tenemos por delante. Además, Continental posee una gran tecnología que nos va a permitir tener los mejores neumáticos para estos vehículos, ya que son una parte clave de toda la competición, por lo que es un socio perfecto para nosotros.

En otras series de carreras, los neumáticos juegan regularmente un papel clave en la lucha por un lugar en el podio. ¿Qué importancia tienen los neumáticos en la serie Extreme E?

Los neumáticos son muy importantes en cualquier campeonato, pero aún más en un campeonato como Extreme E, donde vamos a competir en diferentes superficies, desde rocas hasta arena, pasando por hierba, hielo y nieve. Los neumáticos serán puestos a prueba, así que necesitamos un neumático que pueda con todo, que no falle y que permita a estos vehículos mostrar todo su potencial, y gracias a Continental lo vamos a conseguir.

Originalmente, se suponía que los vehículos debían ser entregados a los equipos en
verano. La primera carrera estaba programada para principios del próximo año, pero,
entonces, llegó el COVID-19. ¿Cómo cambió la pandemia sus planes?

Afortunadamente, no ha afectado demasiado, sólo nos ha retrasado un poco. Tuvimos algunos
retrasos en el astillero con el RMS St. Helena y en la fábrica de Francia donde se producen los
coches, por lo que hemos retrasado el comienzo de la temporada unos meses. El proyecto continúa y todo el mundo está comprometido. El COVID-19 ha sido un gran problema
y una tragedia para muchas personas y todavía tenemos que ser muy cuidadosos. No obstante, las carreras Extreme E no tienen espectadores, así que casi se podría afirmar que es un proyecto resistente al COVID-19.

Hasta ahora se sabe muy poco sobre los pilotos. ¿Podrías adelantarnos algo sobre la
composición prevista de los equipos y quizás también revelar los nombres de algunos
pilotos?

Intentaremos que el tamaño de los equipos que se encuentran en las zonas sea muy pequeño, ya que queremos mantener el control de los costes para el campeonato pero también queremos que todo pueda caber en el barco. Los equipos tendrán sólo cinco miembros (ingenieros y mecánicos) más dos pilotos, un hombre y una mujer En cuanto a los pilotos, se han dicho muchos nombres, pero por el momento tenemos a nuestro embajador Sebastián Ogier. Por supuesto, hemos estado hablando con muchos otros pilotos, pero no quiero decir nombres porque eso traicionaría la confidencialidad de las conversaciones. No obstante, hay algunos nombres realmente importantes que podrían estar asociados con el campeonato y que empezaremos a anunciar a lo largo del otoño.

Es bastante inusual que nadie pueda comprar una sola entrada para Extreme E. Su
concepto no se adapta a los espectadores. ¿No teme que se pierda la atmósfera tan típica de otros eventos de carreras y que esto tenga un efecto adverso en el nivel general de aceptación por parte de los fans de los deportes de motor?

Se trata de un concepto diferente del deporte de motor, por lo que en realidad ha sido concebido para no tener espectadores, así que no creo que nadie los vaya a echar de menos en este tipo específico de formato. No puede haber multitudes en la capa de hielo ártico, en la selva, en el Amazonas. Quizás algunos lugareños se acerquen por curiosidad, pero eso es todo. El problema es cuando tienes un deporte que se supone debe tener espectadores como la Formula1 o la Fromula E, y ahora no los tiene, ahí es cuando de verdad se les echa mucho de menos, pero en Extreme E no, porque el evento, como he mencionado, se diseño sin
espectadores.

¿Cómo pueden los aficionados seguir las carreras?

La acción de la competición será retransmitida en directo el sábado y el domingo de cada fin de semana de carrera. Las carreras se mostrarán tanto en los canales online como en la televisión convencional. Hasta ahora los socios de transmisión confirmados son Eurosport (Europa y Norteamérica), FOX Sports (Estados Unidos, Canadá y el Caribe), BBC (Reino Unido, canales online), FOX Sports Asia (Sudeste Asiático), ZHIBO (China), FOX Sports Australia, Mediaset (Italia), Sony India (subcontinente indio), TVNZ (Nueva Zelanda), RTM (Malasia), Dubai Sports (Oriente Medio), Fox Africa (continente africano), RDS (Canadá), RTL7 (Países Bajos y Luxemburgo), ORF (Austria) y BTRC (Bielorrusia), con más todavía por anunciar. Ademas, los fans también podrán seguir toda la acción en las redes sociales.

Recientemente se habló de los llamados paquetes de hospitality virtual que están
disponibles para cada carrera. ¿Qué podemos esperar exactamente?

El hospitality virtual es increíblemente interesante. Es un gran concepto que se le ocurrió al equipo y creo que para desarrollar un buen hospitality y llevarlo a los hogares de la gente hay que ofrecer acceso premium y la oportunidad de poder ver entre bastidores, así como contenido adaptado específicamente para ellos, para que sientan que están un paso más cerca del evento. Es posible enviar merchandising a sus casas e incluso a un chef para preparar comida especial. También, una de las marcas asociadas podría llevarlos a dar una vuelta en un coche eléctrico por su ciudad. Hay muchas cosas que se pueden pensar con un hospitality virtual, y estamos muy entusiasmados.

Finalmente, volviendo al significado social de la serie de carreras Extreme E, estuviste
activo en la política y fuiste miembro del Parlamento Europeo de 1999 a 2002. ¿Crees que ahora podras hacer más para proteger el medio ambiente que cuando eras político?

Bueno, es una pregunta muy interesante y creo que se puede hacer mucho en ambas posiciones. Puedes hacer mucho en política y probablemente si llegas a un puesto lo suficientemente alto puedes hacer más todavía, pero también es posible lograr cosas positivas desde el mundo de los negocios, que es precisamente en el lado en el que estoy ahora y en el que estoy muy contento. Tal vez podría haber hecho lo mismo desde la política, o más, pero realmente ambos son importantes y es fundamentañ que trabajen en la misma dirección.
Extreme E se organiza en cooperación con la Fórmula E. El organizador, Formula E Holdings Ltd., espera diez equipos en el primer año de las series.