”Lo que hacía no era normal para ser un alevín”


Ansu Fati se ha convertido en toda una estrella con tan solo 17 años. Quema etapas y récords a la misma velocidad con la que se deshace de los rivales. Llegó a la entidad azulgrana con tan solo 10 años para incorporarse al Alevín A, donde estuvo bajo las órdenes de Marc Serra. El que fue su primer entrenador se ha deshecho en elogios hacía el jugador en Barça TV: ”En el campo era muy maduro y hacía cosas que no eran normales para un alevín, iba por encima de los demás jugadores”. 

09/10/2020 a las 21:06

CEST

Carlos López

Ya en su primera etapa como blaugrana compartía vestuario con jugadores mayores que él. Y es que Ansu siempre ha sido el pequeñito de la clase. Sin embargo, siempre destacaba. ”La primera vez que lo veo es en un torneo en Cambrils, donde juega un pelín relajado y tiene alguna jugada fuera de toque. Y en el siguiente partido metió ocho goles, puede que se lo empezara a tomar en serio.”, bromea Marc sobre los primeros partidos de Ansu. En su primera temporada como azulgrana consiguió marcar 56 goles, en una plantilla en la que coincidió con Takefusa Kubo y Eric García.

También ha hablado de él Jordi Roura, coordinador del fútbol formativo del Fútbol Club Barcelona: ”Todos sabíamos que era un jugador especial. Ha conseguido en un gran porcentaje hacer con el primer equipo todo lo que hacía de pequeño. Es un talento especial y lo demuestra”. En el juvenil y bajo las órdenes de Franc Artiga llegó su explosión. Ansu Fati es un jugador total y así lo define él: ”Con el tiempo será un nueve espectacular. Juega como un nueve pero también juega como un interior. Y sin duda alguna, puede liderar el Barça del futuro”.

”Entrenábamos siempre de la misma manera y sobre la misma idea y él la integró rápidamente”, añade Marc Serra sobre una de las claves de su rápida adaptación y su fulgurante éxito en el primer equipo. Con 17 años ha disputado 37 partidos en competición oficial con el Fútbol Club Barcelona, en los que ha marcado once goles y ha repartido una asistencia. Con la selección española, después de disputar tan solo dos partidos con la Sub-21, ya ha debutado con la absoluta y en su debut fue capaz de marcar un golazo y provocar un penalti. Es imposible no ilusionarse con Ansu Fati. Está destinado a hacer historia.