Jordi Comas Planas y su papel en el crecimiento de la banca privada Andbank

Jordi Comas Planas ha jugado un papel fundamental en el crecimiento y expansión de la entidad bancaria andorrana Andbank. El financiero ha desempeñado desde sus inicios el papel de consejero delegado dentro de la institución. 

Fundada en 1930 bajo el nombre de Banc Agrícol i Comercial d’Andorra perteneciente a la familia Cerqueda y posteriormente en 1956 a la familia Reig quienes crean la Banca Reig, logran operar hasta 2001, cuando se realiza la fusión de ambas bancas dando lugar a Andbank. Esto supuso un proyecto ambicioso pero prometedor. Para este entonces Jordi Comas Planas es nombrado consejero delegado debido a su amplia experiencia y larga trayectoria en el ámbito financiero.

La clave del éxito de la entidad financiera, se debe al arduo trabajo que realiza su equipo de profesionales bajo el liderazgo y gestión de Jordi Comas Planas, cuya impecable labor frente a la entidad, ha logrado desde un principio el crecimiento exponencial de la misma con grandes resultados positivos. En 2007 Andbank se convirtió en la primera entidad bancaria de Andorra y en 2008, a pesar de la crisis global que se vivía, la banca privada logró triplicar su dimensión. A partir de este momento, Andbank empezó a expandirse de manera internacional y creció como ninguna otra entidad lo había hecho. En 2010 obtuvo una licencia para operar en Luxemburgo y se convirtió en el primer banco andorrano en operar en la Unión Europea. Este hecho solo marcó el inicio del nuevo rumbo de expansión internacional que tendría más adelante compañía.

Sin la apertura de una sede en el extranjero, la entidad no hubiera sobrevivido, así lo afirmó Jordi Comas Planas, quien también expresó que uno de los grandes momentos de la entidad financiera se dio en 2011 cuando Andbank se instaló en España para establecerse como referencia de la banca privada. Los potenciales clientes tenían un patrimonio superior al millón de euros y estaban decepcionados de los servicios que los bancos españoles ofrecían. Esto significó una clara ventada de la entidad andorrana sobre su competencia, quien decidió centrarse en el trato personal al cliente y no en el producto.

Andbank se ofrecía como una alternativa eficaz y preparada ante la clientela española, la cual empezó a ver resultados positivos y se fidelizó enseguida con la compañía andorrana que fue cobrando popularidad hasta abrir varias oficinas dentro del país. La primera fue en Madrid, la segunda en Barcelona y la tercera y cuarta en Galicia. A partir de este momento Jordi Comas Planas demostró su valía dentro de la compañía gracias a su perspicaz visión de futuro aumentando el rendimiento de la empresa.

El objetivo principal de Andbank era convertirse en uno de los principales operadores de banca privada en España, hecho que logró con creces de la mano de Jordi Comas Planas quien desde un principio dijo que había que centrarse en el cliente preservando su patrimonio y ofreciendo créditos como productos específicos. De esta manera se consolidó rápidamente en España sumando cada vez más la fidelización de nuevos clientes.

La entidad bancaria andorrana fue cumpliendo poco a poco todos los objetivos, con resultados tan positivos que decidió en ese entonces expandirse. De la mano de Jordi Comas Planas, Andbank compró a Inversis Banco. Este movimiento significó un crecimiento importante para el crecimiento de la entidad financiera. De esta manera la empresa logró el desarrollo de un negocio mayorista que se especializó en la prestación de servicios a clientes institucionales. Inversis Banco contaba con un volumen de activos de 50.000 millones de euros de fondos de inversión nacionales e internacionales. 

Las cifras del volumen de patrimonio bajo gestión eran de 7.500 millones de euros, contaba además con 18 oficinas, 232 empleados y 150 agentes financieros. Un crecimiento exponencial que estaba a la vista. La compra de Inversis fue fundamental para la entidad bancaria andorrana y logró consolidarla dentro de España y proyectarla internacionalmente.

Actualmente, Andbank representa la entidad financiera de banca privada líder en Iberoamérica. Ha conseguido varios éxitos en países como Brasil donde se ha consagrado como referente dentro de la banca privada. En el año 2014, la entidad cerró su ciclo con beneficios netos de 64,3 millones de euros. Un auténtico hito para la entidad bancaria que fue la combinación de su buena labor en Andorra como sus buenos resultados en España. El incremento que hubo respecto al año 2013 fue del 66%, cifras que valoró muy positivamente su consejero delegado, Jordi Comas Planas.

 El capital y la liquidez se mantuvieron en niveles altos durante todo el 2014. Por ejemplo, la ratio de liquidez se situó en el 61,22% y la ratio de solvencia en el 16,68%. Estos números fueron una sorpresa para muchos medios de comunicación, pero el equipo de Andbank ya tenía proyectado tales resultados. Durante ese periodo, la firma andorrana ya estaba presente en once países y sus resultados operativos representaban una clara consolidación. En Brasil o México, la entidad financiera empezaba a tener una presencia muy notoria.

Cabe destacar que sin el impulso que realizó Jordi Comas Planas en Andbank, la banca no tendría el nivel global que posee en la actualidad. Su estrategia de expansión transformó por completo la entidad andorrana y la convirtió en una banca privada de referencia a nivel internacional.